Artes marciales

La tomellosera Mª Belén Jiménez nos cuenta su experiencia en el «Wushu Open» de Atenas

Jiménez participó junto a otras dos compañeras en una importante competición internacional de Kung-Fú, donde consiguieron dos medallas de oro y una de plata

La tomellosera, María Belén Jiménez ha pasado por los micrófonos de Radio Azul para contarnos lo que fue esta experiencia tanto para ella como para sus compañeras.

Sus otras dos acompañantes también pertenecen a la escuela Wu-Lang Tai Chi y Defensa Personal Educativa de Tomelloso que dirige Claudiu Mihaila, Inmaculada Valero y Alejandra Lacatus. Cada una de ellas se llevó una merecida medalla de oro en diferentes estilos que hay dentro del kung-fu. Jiménez ha comentado que lleva dos años entrenando en este deporte y que era la primera vez que las tres se presentaban a un campeonato internacional.

María Inmaculada Valero, una de sus compañeras arrasó no solo por su oro en la categoría de «taolu», sino también por su emotiva participación en «ParaWushu», pues es invidente, aunque según comenta Jiménez «esto no es un impedimento sino todo lo contario», apunta, y es que esta deportista logró poner a todo el público en pie, recibió ovaciones de los distintos participantes y obtuvo la nota más alta de su categoría.

María Alejandra Lacatus, por su parte, se subió a lo más alto del podio también en la categoría de «sanda», mientras que María Belén Jiménez Rodrigo completó el éxito tomellosero con esa medalla de plata en la categoría de «taolu».

«Este deporte me llena tanto que me ayuda a estar en plenitud»

La deportista nos ha contado más acerca de esta categoría donde se quedó en segunda posición detrás de Reino Unido. «Taolu» es una variante del kung-fu en la que la persona lleva las manos vacías y tiene un conjunto de reglas de cierta dificultad. El deporte consiste en integrar las técnicas a la vez que va fortaleciendo músculo con suavidad. Para María Belén «es una coordinación muy completa y además el entrenamiento que llevo en la escuela, lo aplico en mi día a día, me ayuda a estar en plenitud y armonía», expresaba.

Con respecto a la perspectiva de género Jiménez explica que está cambiando, y es que sí reconoce que el kung-fu era común relacionarlo con el sexo masculino, pero que año tras año «sí que vemos más mujeres y eso se agradece», motivo por el que considera que la brecha de género se va atenuando.

Escuche aquí la entrevista completa

Envianos información

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba